Como una de las farmacias de guardia de Fuenlabrada queremos dedicar este post a repasar los cuidados que has de dispensar a tus medicamentos durante los meses de calor. Ten en cuenta que las altas temperaturas que se registran en muchos puntos de España durante el verano pueden afectarles muy negativamente.


Cómo te puedes imaginar, no todos los fármacos aguantan de la misma forma el calor. La mayoría resisten sin problema aunque el mercurio pase de 40º C. Obviamente, los que tienen que conservarse a una temperatura de entre 2ºC y 8ºC siempre tienen que guardarse en la nevera. En la Farmacia Miguel Ruano te insistimos en que, en estos casos, han de pasar el menor tiempo posible a temperatura ambiente. En el caso de la insulina que precisan las personas con diabetes, también hay que guardar en frío los viales sin abrir.


Los medicamentos que necesitan menos de 25 o 30º C para su conservación pueden estar fuera de la nevera sin problemas. Como una de las farmacias de guardia de Fuenlabrada te recordamos que los más vulnerables al calor son los supositorios, los óvulos vaginales y las cremas ya que las altas temperaturas afectan a sus excipientes de forma muy negativa. En definitiva, es elemental leer los prospectos no sólo para saber cómo tomarlos, sino también para saber cómo conservar los medicamentos y tener claro qué temperaturas toleran. Por supuesto, resolveremos todas las dudas que puedas tener a este respecto para que hagas uso de tus fármacos con las máximas garantías de seguridad.