Muchas veces buscamos farmacias abiertas en Fuenlabrada al sentir algún dolor o malestar repentino. En estos casos, podemos contar con el consejo de un profesional para optar por el medicamento que mejor nos venga. En otros casos será preciso acudir a la consulta del médico. Lo que no se puede hacer nunca, bajo ningún concepto, es decantarse por la automedicación. Esta práctica entraña una serie de riesgos que es importante conocer. Los vemos en este nuevo post del blog.


La automedicación es la tendencia a utilizar medicamentos por iniciativa propia sin intervención de un médico o un farmacéutico. Tomar medicamentos sin un diagnóstico, una prescripción y sin supervisión es tremendamente peligroso. En la Farmacia Miguel Ruano te insistimos en que no pasa nada si recurrimos a un analgésico para tratar un leve dolor de cabeza o un proceso febril. Eso no es automedicación propiamente dicha.


Obviamente, existen medicamentos que no necesitan receta médica y sobre los que te asesoraremos en nuestra farmacia. Ten presente que el hecho de que no requieran receta no implica que se puedan tomar sin control o durante un periodo excesivo. En caso de duda, consulta en las farmacias abiertas de Fuenlabrada como la nuestra. Como profesionales, nos afanamos en recordar a nuestros clientes que no se pueden tomar antibióticos sin prescripción médica. Que le haya sentado bien a un familiar o un amigo no quiere decir que sobre nosotros vaya a tener el mismo efecto. Recuerda: el organismo puede no asumirlo de la misma forma.